miércoles, 28 de octubre de 2009

La constancia, un valor, una virtud.

La constancia es una virtud que nos conduce a adquirir las herramientas necesarias para alcanzar las metas que nos hemos propuesto, tomando en
cuenta las dificultades que se presenten, ya sean de carácter externas o internas, o también la disminución de la motivación personal por el tiempo transcurrido. La constancia justifica el trabajo en una fuerza de voluntad
sólida y en un esfuerzo continuo para llegar
a la objetivo propuesto superando los obstáculos e incluso venciéndonos a nosotros mismos.

¿Por qué es importante fomentar la virtud de la constancia?

Porque...
  • La constancia es necesaria para lograr cualquier meta o hábito positivo.
  • Cualquier logro en la vida implica un esfuerzo sostenido que debe sustentarse en la fortaleza.
  • El esfuerzo sostenido fortalece la voluntad, que es un elemento imprescindible en la vida del hombre.
  • La constancia se convierte en motivación de inspiración para seguir adelante, superar las dificultades y conducir a la perseverancia.
  • Nos hace lograr los fines propuestos y por consiguiente nos induce a sentirnos satisfechos y mucho más aún si tenemos la convicción de poder cumplirlos a pesar de los trances.
  • Es un apoyo en la formación de la responsabilidad, que es saber responder a una misión a pesar de las dificultades o el tiempo.
  • Solo quien persevera llega a la meta.
  • Una de las características de la personalidad madura es ser constante en sus determinaciones.

Vivir la constancia significa

  • Adquirir retos concretos y cumplirlos.
  • No desmayar a la primera dificultad.
  • Hacer opciones estables y mantenerlas en el tiempo.
  • Cumplir aquí y ahora lo que se debe y cuando se debe.
  • No decir “podría” y “me gustaría”, sino “puedo y lo lograré”.
  • No dejar para mañana lo que se puede hacer hoy.
  • Terminar lo que se comienza y hacerlo bien. No dejar nada a la mitad o inconcluso.
  • No desalentarse ante las dificultades.
  • Tener paciencia y saber esperar.
  • Llevar a cabo las ideas a un plano real, no solamente imaginarlas.
  • Cumplir con esfuerzos aparentemente pequeños y sin importancia.
  • Mantener el máximo esfuerzo de voluntad de principio a fin.
  • Superarse a sí mismo.

Barreras de la Constancia
  • Pereza, mediocridad y desaliento.
  • Ausencia de metas claras.
  • Objetivos muy complejas o a muy largo plazo.
  • Falta de medios claros y concretos para al
    canzar la meta. Si no se logra llegar es porque el camino no está claro y es probable que se abandone la meta.
  • La tendencia a buscar el menor esfuerzo, al poco empeño, a la búsqueda de satisfacción y resultados inmediatos y no favorecer la lucha diaria y perseverante.
  • Temperamento emotivo, impaciente y visceral.

5 comentarios:

Unknown dijo...

Excelente ya que tiene todo y es aplicativo

samantha velazquez dijo...

que chido esta

samantha velazquez dijo...

que chido esta

julian gonzalez dijo...

Me gusto, buena imformación...

Julian Garcia dijo...

Lo cierto es que concuerdo totalmente en lo que has publicado, la constancia es la clave del éxito. Y va a determinar que una persona pueda alcanzar sus objetivos.
Importante identificar las fases de la constancia, como se puede ver en artículo previo.

Ya que la mayoría de la gente acaba abandonando y lo importante es continuar.

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright © Constancia